la mafia se reacomoda

Video-historia: "Osterling está ahí más solo que la luna"

Alberto Vergara interpreta el "instante" en que Felipe Osterling se enfrentó a una patrulla militar en las afueras del Congreso, tras el autogolpe de Estado de Fujimori, en abril de 1992.

Publicado: 2014-08-31

"De Zorba el griego a Peru- Nebraska. Una video-historia" es un artículo de Alberto Vergara aparecido en la edición especial por el quinto aniversario de PODER (Poder, Año 6, N°3). La premisa es sencilla. En un ejercicio inspirado en la novela "Anatomía de un instante" -en la que Javier Cercas examina la España contemporánea en la imagen del presidente Adolfo Suárez permeneciendo en su escaño durante el asalto golpista a la cámara de diputados en 1981- Vergara elige 4 registros en video -una "video-historia"- para comentar las características de la sociedad peruana. 

Uno de estos "instantes" ocurrió en 1992, en los días posteriores al "autogolpe" del gobierno de Alberto Fujimori y el consecuente cierre del Congreso de la República, y confrontaría a su entonces Presidente,  Felipe Osterling con una patrulla militar en las afueras del parlamento. Con el fallecimiento de Osterling (ayer 30 de agosto), la escena ha sido revalorada, tal como la plantea Vergara, como un momento decisivo en nuestra historia política contemporánea.

VOLTEAR LA PÁGINA 


Alberto Vergara*

Todos hemos visto las imágenes: tanquetas frente al Palacio de Justicia y el Congreso Nacional, parlamentarios rochabuseados aferrándose a una bandera, Roberto Ramírez del Villar preso en su propia casa dando declaraciones a través de la ventana, Máximo San Román poniéndose la banda presidencial, entre otras. Todos episodios de protesta sin ningún éxito contra el autogolpe de Alberto Fujimori el 5 de abril de 1992. Pero entre todas esas imágenes siempre he pensado que la más simbólica es la del intercambio de palabras entre Felipe Osterling, defenestrado presidente de la Cámara de Senadores, y un grupo de soldados impidiéndole el paso hacia el Congreso unos días después del golpe. 

Es un feo drama. Osterling está ahí más solo que la luna. No tiene a nadie detrás de él, no hay una portátil, no hay congresistas, tampoco un militante o ayayero, ni siquiera atrae curiosos —para serhonestos, a su lado aparecen un par de personajes que asemejan estatuas de cera—. A favor suyo, en realidad, solo tiene a la Constitución. Enfrente, un grupo de soldados. Osterling reclama porque le impiden el paso y, aunque afrma varias veces que protesta “enérgicamente”, su soledad, sus modales y cierto tono de fait accompli impiden percibirlo particularmente enérgico. El diálogo entre Osterling y el soldado que da la cara es memorable. Ellos le repiten varias veces que el paso está prohibido y él reitera que quiere hablar con algún oficial que le brinde explicaciones. La conversación no prospera y entonces Osterling les recuerda que él es el presidente del Senado de la República, a lo cual el soldado retruca que él puede ser muy presidente de lo que quiera y agrega, de manera inmejorable: “¡Usted está acá perturbando el orden! Haga el favor de retirarse y presentar su reclamo a quien corresponda”. 

El diálogo contiene el carácter central del nuevo Perú. Es un momento fundacional, se pasa a un nuevo capítulo. En las palabras de ese soldado cabe casi todo el país político contemporáneo. Osterling no lo sabe, pero parado ahí ya es un representante del antiguo régimen, está buscando vanamente regresar a otra etapa de la historia y ese cachaquito anónimo lo obliga a quedarse en su universo clausurado, en el pasado. Es el fin de los partidos, de los notables, del Congreso, de la deliberación. Se estrena un país político más prepotente y también más popular. Efectivamente, nace un nuevo orden que el soldado protege como una considerada partera. Osterling está perturbando al neonato con sus pretensiones de otra época. Ya no es la hora del Parlamento ni de sus parlanchines. Se estrena el predominio imbatible del Ejecutivo.

(*) Politólogo. Fragmento del artículo "De Zorba el griego a Peru- Nebraska. Una video-historia", Revista Poder, año 6, N°3, marzo de 2014.

Notas relacionadas en LaMula.pe:

Fallece Felipe Osterling. Expresidente del Senado y líder histórico del PPC falleció a los 82 años de edad.

Enrique Zileri: Perú y los 20 años de un autogolpe que tomó a todos por sorpresa.

Felipe Osterling Parodi. Una semblanza escrita por el ex Canciller Oscar Maúrtua de Romaña.



Escrito por

Revista Poder

Revista mensual de economía, negocios y cultura. Twitter: @poderperu


Publicado en

Revista PODER

Visión global en un mundo local.